Outdoor para Equipos Cajón del Maipo

Por: Maximiliano Romero

El ABC para el funcionamiento de un centro outdoor. Por: Maximiliano Romero

Buscamos entregar un servicio de excelencia, suena muy bonito y profesional pero… “del dicho al hecho hay mucho trecho”…

Por definición la excelencia es una palabra que permite resaltar la considerable calidad que convierte a un individuo u objeto en merecedor de una estima y aprecio elevados. Basta con ver los testimonios y encuestas de satisfacción de las personas que han venido a Sureste para notar que vamos por buen camino en cuanto a esta definición de excelencia se refiere.

Para entregar un servicio de excelencia, y poder hablar del ABC del funcionamiento en nuestras instalaciones, primero debemos entender cuál es nuestro servicio, quien nos visita y cuáles son los valores que practicamos. Respondiendo en orden estas preguntas es muy sencillo identificar cuál es el motor y que es lo que nos da la energía para que día a día podamos entregar un producto personalizado y con cariño, ese motor es lograr nuestra felicidad como también la de quienes nos visitan.

Desde el punto de vista del Centro Outdoor entendemos que nuestro servicio, visto a muy grandes rasgos, es lograr que los visitantes vivan una experiencia significativa que puedan llevar al día a día de su trabajo y esta experiencia perdure en el tiempo y no sea solo un muy bonito paseo. Quienes nos visitan son personas y perfectamente cualquiera de ellas, independiente el rubro o nacionalidad de la empresa, podrían ser nuestro abuelos, tíos, padres, hermanos o amigos. Entendiendo esto es muy fácil aplicar nuestros valores corporativos, Calidad, Calidez y Amor. Pero para demostrar estos valores y lograr la excelencia hay que partir por casa y esto es lo que no ven pero si perciben nuestros clientes o como nos gusta llamarlos, nuestros invitados. Como decía nuestro abuelo, te invito pero tú pagas jajaja.

El “A” o primera cosa para el buen funcionamiento de un centro outdoor es el tras bambalina, lo que no se ve. Difícilmente vamos a poder entregar un servicio de excelencia si no somos excelentes entre nosotros, los que aquí trabajamos a diario, nuestra segunda

familia. Es inherente al humano detectar cuando el ambiente de un lugar carece de armonía, por esto mismo lo primero que dejamos en claro cuando alguien quiere trabajar en Sureste es que nuestros valores corporativos se ponen en práctica desde que el primer momento. Al llegar al trabajo es importantísimo saludarse con cariño y ser cálidos entre nosotros, hacer cada tarea creyéndose el cuento de que eres el mejor en esa tarea, aunque te toque sacar la basura o dar instrucciones de seguridad, siempre poner en práctica el hacer las cosas con amor, con calidad y entendiendo que es por un bien mayor al que de repente nos pueda tener de mal ánimo (más que mal somos todos humanos). Con orgullo puedo decir que hemos construido un lugar de trabajo de trato igualitario y cercano entre todos los que aquí trabajamos, tomando como ejemplo la forma en que hoy abordamos nuestro organigrama, que en vez de ser algo piramidal como normalmente se acostumbra, jerarquizando al directorio, hoy vemos que nuestra empresa se aborda como un árbol, en la que los fundadores son las raíces y desde ahí se nutren las diferentes ramas/áreas terminando en las hojas quienes vendrían siendo todos los trabajadores que están en contacto con el cliente.

Con el tiempo hemos cambiado el paradigma de que las empresas familiares duran muy poco tiempo sin que los intereses personales se interpongan, y ya son 16 orgullosos años entregando la misma calidad que nos destaca y nos convierte en un equipo de alto rendimiento. Y parte de este logro se debe al “B” de un buen funcionamiento de un centro outdoor …”los detalles marcan la diferencia”. En Sureste no barremos, limpiamos los basureros o regamos, si no que damos atmosfera acogedora para que nuestros invitados se sientan en un entorno cómodo y armónico, por eso cada tarea que realizamos la hacemos ocupándonos de los detalles y tratamos de llegar un poco más allá. Esto se traduce dando un valor agregado que tanto agradecemos cuando visitamos un lugar, como por ejemplo música en los baños o preocuparnos de saber quién tiene restricciones alimenticias para que las comidas no sean un momento incómodo etc.. Esto va muy de la mano con escuchar y hacer caso de las encuestas de satisfacción y requerimientos entre nosotros mismos.

Por último, el ter”C”er paso para el buen funcionamiento de un centro outdoor es la seguridad. Nuestro criterio para abordar este tema es la fórmula que internacionalmente se maneja como: lugar inseguro + acción insegura= accidente. A pesar de que en nuestras casas existe gas, electricidad, elementos cortantes, escaleras y otros factores de

riesgo, es donde más seguros nos sentimos. Mucho de esto pasa por la educación, somos enfáticos en que estamos en un entorno semi agreste y dentro de las diferentes charlas de seguridad es reiterativo el pedir la ayuda de los mismos participantes para tener un comportamiento seguro, esto es clave. Lo segundo son las condiciones, literalmente trabajamos a diario por hacer de nuestras instalaciones un lugar cada vez más seguro, estamos en constante mejora y prueba de estos es que dentro del staff ya está incorporada el área de prevención de riesgos además de contar en cada jornada con un rescatista o encargado de primeros auxilios capacitado de la manera que corresponde. Más allá de cumplir con requisitos legales, en Sureste de verdad nos preocupamos por que a los participantes no les pase nada, incluso al punto de pedir en la ficha médica previa a un taller en que cada participante catalogue su condición física (que va desde atleta hasta “sedentario aperrado”) entendiendo que no todo el mundo se ejercita a diario, pero que de todas maneras quieren vivir esta experiencia. Así es como estamos preparados para que cualquier persona pueda venir a disfrutar nuestras actividades y del maravilloso y privilegiado entorno en el que nos emplazamos.

I Love Sureste

Maximiliano Romero
Socio & Control de Calidad

¿Qué dicen nuestros clientes?


Este taller mejora todo, pues construye una nueva y positiva perspectiva para abordar las relaciones humanas y en particular los vínculos laborales…Una experiencia que se la deseo a cada trabajador de este país.

Mario Zambrano

Profesor Escuela Cadete Arturo Prat Chacón

Escuela Cadete Arturo Prat

Sureste logra, con toda la experiencia, una conexión importante de los participantes, está todo muy bien armado desde la llegada hasta el final. Felicitaciones a todo el equipo.

Jaime Bañados

Gerente de Suministro AGROSUPER

Agrosuper

Las dinámicas permitían interacción con otros alumnos y un conocimiento mayor de ellos. Esto habilita de mejor forma el inicio de los cursos y formación de grupos de trabajo.

Felipe Mansilla

Alumno MBA UC

MBA UC

El Relator muy bien preparado para exponer los objetivos de la actividad y muy asertivo para reflejar las conductas cotidianas con nuestro equipo de trabajo. Tercera vez que participo de actividades en Sureste y como siempre quedé encantado con el servicio y entorno, muchas gracias.

Rodrigo Montano

Gerente de contabilidad CCU

CCU